Política

El resurgir del populismo de derechas

A todos nos enseñaron adoctrinaron cuando irrumpió Podemos que este partido político y populismo son sinónimos. La realidad es que ni la RAE dice eso, más bien que el populismo es el arte en política de atraer a las masas, o dicho de otra forma – «Disfraza un mensaje de tal forma que parezca que a la mayoría le suena bien hasta tal punto que cualquiera, esté a favor o en contra, le jodas vivo o le beneficies, termine apoyándote».

En estos días me ha llegado un vídeo de Toni Cantó que al parecer es portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas. En él hace un discurso que nos da ganas de aplaudir a todos, pero que desde el minuto uno me chirriaba que viniera de un payasete personaje con un historial de intervenciones del nivel de su gran amigo Miguel Bosé. Vamos, que no me cuadraba.

Al parecer todo viene por una petición de Podemos de defender a los antifascistas. Aunque no he conseguido averiguar en la prensa que me devuelven los buscadores en que consistía exactamente esa petición en realidad no me hace falta tampoco y me explico. Al final es lo de siempre, seguimos creando ilusiones para hacer creer a la gente que España debe luchar consigo misma, que seguimos en guerra civil, que la transición fué una ilusión y que como a los de siempre les beneficia, les funciona, pues bueno, creemos monstruos constantemente para seguir pegándonos con nosotros mismos.

El discurso populista de un mediocre como Cantó ha funcionado esta vez. Según su discurso no hay que hacer nada contra el fascismo porque los antisfascistas son lo peor, o al menos peores que los propios fascistas, o peor aún, ¿por qué se debería hacer algo contra el fascismo si según él tampoco se hace nada contra el comunismo? (la clásica estrategia populista de polarizar para que no me toquen lo mio. «Si tocas lo mio primero toca lo tuyo»).

Cantó, eres un mediocre y hoy más que nunca lo has demostrado. Ahora cuando venga alguien haciendo populismo de izquierdas para defender el comunismo como el que tu has hecho en el otro lado del tablero ¿qué hacemos? ¿le aplaudimos también?

A estos políticos mediocres que solo hacen que joder a España y a los españoles poniéndonos a todas horas unos en contra de los otros les pediría de una vez por todas que se vayan a tomar por culo viento.

¿Es el coronavirus una conspiración económica?

El otro día un amigo que conoce bien China me habló sobre una teoría de la conspiración contra ellos en el contexto de la guerra económica que están teniendo los chinos con Estados Unidos. Unos días después me pasó este video.

La idea detrás de esta teoría es que al que ha beneficiado económicamente hasta el momento es a Estados Unidos ya que China se ha visto abocado a paralizar prácticamente la producción en casi todo el país. De hecho en las grandes ciudades los ciudadanos tienen prohibido salir a la calle, solo pueden salir en ciertas circunstancias y bajo unos controles bastante rigurosos como los de la temperatura.

Porqué hay tanta economía sumergida en España (autónomos que pudieron ser y no lo son)

Imaginemos que quiero montar un pequeño negocio y me pongo a hacer un estudio de mercado para ver si me puede ir bien. Después de contactar con amigos, familiares y conocidos veo que hay posibilidades, pero para saber si realmente me irá bien hay que echar números y aquí es donde a muchos no les salen las cuentas.

Hagamos la cuenta de la vieja. Volvamos a imaginar cosas, imaginemos que he calculado que podría facturar unos 1.000€ mensuales de media. Si como autónomo facturara esos 1.000€ limpios habría que sumarle el 21% de IVA, a los que hay que sumarles el 21% de retención por IRPF (en la factura al ser una retención irá en negativo pero a fin de cuentas es algo que estás pagando tú), y además tendrás la cuota de autónomo (Nota: me dejo algunas cosas más pero por no complicarlo). En resumen, facturando 1000€ limpios, que en factura también serían 1.000€ ya que 1.000 – 210 de IRPF + 210 de IVA = 1.000€, en realidad te quedarían 1000 – 210 de IRPF que ni siquiera vas a cobrar en la factura al ser una retención – 210 de IVA que te tocará pagar – 286,15 de cuota de autónomo = 293,85€ y habrás pagado el resto que vienen siendo 706,15€ en impuestos. Esto explica porqué hay tanta economía sumergida que podría generar bastantes ingresos al estado si se pusieran unos impuestos acorde a esta franja de facturación. Es ridículo que por los primeros 1.000€ se tengan que pagar tantos impuestos lo que significa que si no soy capaz de por lo menos facturar 1.500 o 2.000 euros es imposible ser autónomo. Pero bueno, en vez de bajar o eliminar la cuota a los autónomos que no facturen más de 1.500€ (que pagarían IVA y IRPF) lo que hacen es subirla a todos. Es absurdo.

Ana Botín en Planeta Calleja

Acabo de ver el programa de Planeta Calleja en el que entrevistan a Ana Botín en un viaje a Groenlandia con la intención de ver los efectos del cambio climático y calentamiento global y me ha llamado la atención varias cosas. La primera era de esperar y es que tiene un carácter fuerte, pero que a mi personalmente no me agrada. Por un lado está constantemente pidiendo respeto, tanto con Jesús Calleja como cuando cuenta historias de su vida como la relación con su padre, pero al mismo tiempo desde mi modo de verlo ella no respeta a sus interlocutores, parece más bien que les está ordenando que hagan lo que ella quiere en todo momento y si no lo hacen entonces sube la apuesta de la conversación.

Me imagino que es un carácter forjado al tener que estar peleando en un mundo de hombres y de poder. Lo vemos a diario en la política, se pelean todo el rato eso sí intentando poner buenas palabras aunque en el fondo se están insultando salvajemente.

Una cosa que me ha parecido súper positiva es su determinación, si quiere algo va a luchar hasta conseguirlo cueste lo que cueste, y esto a veces tiene también un coste personal muy jodido. Yo pensaba que la gente a estos niveles no eran conscientes de los problemas del mundo fuera de su área de trabajo y que en cierta manera ni se interesaban en conocerlos. Pero Ana Botín parece que si tiene consciencia del mundo y en esta entrevista al menos da a entender que está dispuesta a hacer lo posible para mejorarlo.

Esperemos que haya tomado nota de todo lo que ha aprendido en este viaje de los problemas del cambio climático y el calentamiento global y que el Banco Santander colabore en revertir los efectos que están teniendo.

Los Robots no deben pagar impuestos

La idea que los robots deberían pagar impuestos está basada en que esos robots hacen el trabajo por nosotros, o como dirían los que lo defienden, los robots nos roban el trabajo. Esta idea es tan absurda como si pretendiéramos que cualquier invención humana que nos ha facilitado la vida mejorándola, y en consecuencia nos ha hecho requerir menos esfuerzo y trabajo tuviera que pagar impuestos.

Para explicar porqué los robots no deberían pagar impuestos hay que intentar explicar el porqué el ser humano empezó a fabricarlos. Empecemos por decir que el fin del ser humano debería ser la felicidad, y trabajar no necesariamente debe formar parte de ella. Imaginemos un mundo en el que cualquier cosa que un ser humano necesitara la pudiera fabricar, transportar o conseguir un robot. Imaginemos ese mundo en el que todo lo que conocemos como un trabajo lo pudiera realizar un robot. Los seres humanos tendríamos el 100% de nuestro tiempo para realizar tareas lúdicas, literalmente no necesitaríamos trabajar. En ese mundo ideal puede que incluso los impuestos y otros mecanismos sociales que nos hemos inventado para solventar algunos problemas dejaran de tener sentido.

Pues ese mundo de ciencia ficción es al que deberíamos optar y el que en el fondo explica el porqué empezamos a fabricar robots. Simplemente para que hicieran el trabajo por nosotros.

Ahora bien, hay que ser realistas, estamos a años luz de ese estado pero hemos avanzado lo suficiente como para que parte de nuestro trabajo lo pueda realizar un robot. ¿No tendría más sentido que en lugar de penalizar con impuestos a esos robots «que dicen que nos quitan el trabajo» el poder trabajar menos horas con los mismos salarios y cotizando lo mismo? Al fin y al cabo vamos a terminar siendo igual de productivos, incluso mucho más productivos ya que los robots no se cansan, son más precisos en ciertas tareas, etc pero necesitando menos horas hombre para el mismo propósito.

A fin de cuentas estamos trasladando trabajos repetitivos en los que el ser humano es muy poco eficiente a las máquinas, y a su vez reciclando a esas personas en trabajos mucho más técnicos y especializados como diseñar y fabricar el software y el hardware necesario para que esas máquinas trabajen por nosotros.

Resumiendo, yo creo que penalizar con impuestos los avances e invenciones del ser humano no tiene ni pies ni cabeza. Deberíamos en su lugar aprovecharnos de ellas y acercarnos más al fin último de ser felices y si para ellos las máquinas pueden trabajar por nosotros pues bienvenidas sean.