Cima de Oltá

Ayer por la mañana quedé con un amigo para ir a dar una vuelta, como no sabíamos que hacer por la tarde y como mi amigo sabe que ultimamente salgo de senderismo me propuso subir a la cima de Oltá. Yo no había subido nunca pero tenía muchas ganas de hacerlo, así que dicho y hecho quedamos a las 15:30 para que no se nos hiciera de noche. En esta subida nos acompañó su perrita Kira, la pobre iba bastante cansada pero aguantó todo el camino.

 

Primero subimos hasta la zona de campada, allí vimos en el plano del recorrido que tardaríamos poco más de una hora en llegar hasta la cima. Empezamos a subir hasta llegar al Pinet, a partir de aquí andamos por una especie de llanura hasta el Corralet, en este punto tomamos el sendero a la cima y por tanto empezaba la subida de nuevo.

 

Vista del Peñón de Ifach desde Oltá.

Cuando llegamos arriba hubo un momento que no sabíamos cuál era la cima, se veían diferentes puntas en la cresta, hasta que nos dimos cuenta que el camino continuaba y que en la siguiente estaba el buzón del que habíamos oido hablar. Ya quedaba poco, andamos 5 minutos más y allí estabamos. Descansamos un poco, escribimos una nota en el buzón y emprendimos enseguida el camino de bajada, pronto se haría de noche y no podíamos perder tiempo.

En la cima de Oltá.

Bajamos de nuevo al Corralet, y ahí teníamos que decidir si bajar por el camino de la Ermita o tomar el camino de la Mola y rodear Oltá. Yo insistí en la segunda opción ya que nunca había ido por esa zona. Justo antes de llegar a la pista escuchamos sonidos de cencerros, no sabíamos si eran vacas o cabras, pero entonces vimos una cabra y nos tranquilizamos. En ese momento ya se estaba haciendo de noche y decidimos no tomar el camino de la canal sinó ir directamente por la pista hasta la zona de acampada, seguramente el camino de la canal era más corto pero también más complicado, además no lo conocíamos tan bien y con la noche acechando era arriesgado. Finalmente llegamos a la zona de acampada de nuevo donde estaba otro amigo esperándonos con su perro.

Esta es una ruta muy recomendable si venís a Calpe, no tiene una dificultad excesivamente alta y hay unas vistas preciosas de todo Calpe, Moraira, Bernia o el Mascarat.

Cheli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.