¿Por qué los jefes promueven la insolidaridad entre compañeros?

Siempre que leo comentarios sobre los jefes, sobretodo en uno de los campos que más me apasiona de la informática que es la ingeniería de software y la gestión de proyectos asociada, en la mayoría de ellos se repiten las críticas por los errores recurrentes que estos cometen.  Después de mucho tiempo analizando estos casos mi primera conclusión es que todos los seres humanos estamos preconfigurados para ceñirnos a ciertos patrones cuando tenemos que adoptar este tipo de roles, sinó no se explicaría que uno tras otro todos los jefes de proyecto tropiecen en las mismas piedras.

Una cosa que me sorprendió el otro día es que estando en un bar tomando una cerveza con un amigo, que no es informático sinó economista, y comentándole el caso que da título a este apunte asentía y confirmaba que él también se había sentido perjudicado al intentar ser un buen compañero y que luego se le había venido todo en contra. Entonces ¿por qué los jefes promueven la insolidaridad entre compañeros si lo que les interesa es que los compañeros se ayuden unos a los otros enriqueciéndose y llegando a ser mucho más eficientes?.

Resulta que uno se curra durante un tiempo su labor en la empresa, llega a ser una máquina en lo que hace y de repente llega uno nuevo. En este caso lo normal y lo mejor para la empresa es que esta nueva persona aprendiera y se beneficiara de los conocimientos de sus compañeros para acortar el periodo de adaptación y alcanzar el mayor grado de eficiencia lo antes posible. Pero no, resulta que si eres buen compañero y dedicas tiempo (pierdes diría tu jefe) en enseñarle cosas, al final los méritos se los lleva el otro y tú quedas como un ineficiente.

Peor situación es cuando este compañero no es un compañero recién llegado, entonces nos encontramos en el punto que no hay compañerismo porque todo el mundo está receloso de no realizar la o las tareas que se le han asignado para tener que ayudar a un compañero.

El colmo de los colmos llega cuando uno de esos compañeros a los que has ayudado se lleva tus méritos hasta tal punto de conseguir un ascenso y su consiguiente aumento de sueldo. Porque no nos engañemos, yo trabajo en lo que me gusta y estoy muy contento,  me enorgullece saber que hago las cosas bien y eso me enriquece personalmente y profesionalmente pero al final la mayor recompensa en el mundo empresarial es el sueldo.

Es una reflexión para cuando os toque ser jefes y gestionar un grupo de personas.

Cheli

Comentarios

  1. Daniel

    Sería conveniente revisar las faltas de ortografia. «si no» en lugar de «sinó», «asentía» en vez de «asintía», «confirmama», «beneficiera» etc.

    Por lo demas tienes razón, así parece ser

  2. Autor de la
    Entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.