Meritocracia ¿funciona?

Una de las formas más sencillas de refutar una teoría es mediante un contraejemplo, en este caso pondríamos como contraejemplo meneame y ya hubiéramos terminado. Sin embargo voy a intentar explicar que es la meritocrácia y porqué muchas veces no funciona aún siendo un sistema muy válido.

La meritocracia es un sistema de mando o gobierno en el que se le da mayor valor a las decisiones que toman los que más méritos han obtenido hasta entonces. En contraposición de la democracia donde el voto de cada mienbro de una comunidad cuenta lo mismo, en una meritocracia se ponderan los votos. Esto significa que el voto de una persona que ha hecho más méritos tiene más valor que el voto de otra persona que ha hecho menos.

¿Cómo se traslada todas estas ideas a la llamada web social? En los sistemas de meritocracia se utiliza una ponderació a la que llaman karma. Cada usuario empieza con un karma idéntico y a medida que se van haciendo méritos se va modificando dicho karma.

¿Cómo se consigue o pierde karma? Si tu propones una idea y hay mucha gente que la vota a favor tu karma aumenta, igualmente si la votan en contra tu karma disminuye. Otra forma de que tu karma aumente es si votas una  idea en el mismo sentido que la mayoría, por ejemplo si votas a favor una idea en la que la mayoría vota a favor o si votas en contra una idea en la que la mayoría esté en contra. Si se da el casocontrario (votar a favor una idea en la que la mayoría esté en contra y viceversa) tu karma disminuirá.

Según el valor de karma que tenga la persona que vota se le da una ponderación en positivo o negativo a la idea. Por ejemplo si una idea tiene 5 votos a favor y todos tenemos karma 1, la idea tendría ponderación de karma 5 pero si uno de los que ha votado tuviera karma 1.5 entonces la idea ya no tiene karma 5 sinó 5.5.

En verdad estos sistemas de karma se complican mucho más y cada uno los implementa de una forma distinta para intentar ajustar la justicia del sistema.

Vale, parece todo muy bonito y que tiene sentido, el que más sepa de un tema y lo haya demostrado que su voto cuente más que la del que no lo ha hecho pero tiene sus problemas si se dan ciertas circunstancias.

El primer problema es el que yo llamo el legado del karma. Seguro que os ha pasado que en vuestro grupo de amigos hay una persona a la que se le suele hacer caso, no se sabe poprque pero tradicionalmente se le hace caso o se le tiene en cuenta. A lo mejor esta tendencia empezó porque cuando erais pequeños era el que jugaba de puta madre al fútbol y todo el mundo le tenía en cuenta, ahora quizá ya han pasado 15 años de esa situación y hace 13 que no jugais al fútbol pero se le sigue teniendo más en cuenta de lo que se merecería actualmente por el mero hecho de que fuera el chico que jugaba bien al fútbol y que caia simpático cuando era pequeño.

¿Qué ha pasado? que hace mucho tiempo este chico hizo unos méritos que fueron recompensados por el resto de la comunidad pero posteriormente no ha seguido haciendo méritos pero se le ha seguido recompensando por ¿nada?.

Para trasladarlo a los sistemas de meritocracia en internet lo que suele pasar es que alguien escribe un artículo buenísimo y a partir de ese momento todo lo que haga o escriba debe ser bueno por el simple hecho que lo haya escrito la misma persona, aunque en realidad sea una bazofia. Al final lo que sucede es que existe mucha gente votando en positivo cosas malísimas por inercia, e aquí un ejemplo de la estupidez humana.

En principio el sistema está preparado para esta circunstancia y cuando dejas de hacer méritos bien porque no propones ideas o bien porque no votas tu karma empieza a disminuir, pero claro si de vez en cuando das una opinión o expones una idea y por inercia te siguen votando positivo tu karma nunca disminuirá.

Otro problema es que el karma es genérico para cualquier tema. El karma no distingue entre temáticas lo que nos lleva a la situación de que si una persona hace méritos sobre un tema determinado y demuestra saber mucho va a tener la potestad de opinar sobre otros temas de los cuales no tiene ni puta idea con toda la fuerza de su karma.

En el ejemplo que ponía anteriormente esto significaría que el chico que jugaba tan bien al fútbol cuando era pequeño tuviera potestad por este hecho y esos méritos de dar opiones con mayor valor que el resto en un debate político. Esto no tendría ningún sentido y en los sistemas de karma actuales sucede.

Un problema más es que has de tener karma para que tu voto cuente. Lógico ya que es la base del sistema pero tiene un escenario especial en donde se rompe este principio. Como explicaba anteriormente inicialmente todos empiezan con el mismo karma y por tanto en el momento 0 el sistema funciona a las mil maravillas ya que habrá usuarios que harán meritos y los demás se lo reconocerán o no. Pero cuando el sistema ha evolucionado y exista gente con mucho karma y otra con poco,  y sucede que tú entras con poco karma e intentas opinar dando tu voto puede suceder, y de hecho es más común de lo que debería, que otra persona o grupo de personas con karma muy superior al tuyo dejan tu voto como inútil e incluso desacreditan el mérito que intentas hacer produciendo que tu mérito en vez de crecer disminuya con la consecuencia de que tu karma también lo hace.  Al final sucede que aunque estés constantemente intentando hacer méritos cada vez tengas menos.

Este punto introduce al siguiente que es el que yo llamo «vamos a chuparnos las pollitas o frotarnos las campanillas» dónde se admiten todas las combinaciones posibles «vamos a hacernos la pelota». Como comentaba puede que suceda que se creen grupos selectos de presión donde unos se votan a otros y estos otros a los unos de forma que todos los miembros de esos grupos tengan un karma muy superior al del resto. Al final las decisiones las toman estos grupos  y como expliqué en el punto anterior es muy difícil tener opinión y por tanto voto con el que hacer méritos y subir tu karma si no estás siempre totalmente de acuerdo con lo que dicta el grupo. Cómo es muy difícil estar siempre de acuerdo con un grupo así lo que sucede al final es que ese estado nunca cambia, esos grupos siguen siendo y estando ahí y el resto nunca puede hacer méritos, subir su karma y opinar con un voto que tenga el valor que le correspondería en otras circunstancias.

Este hecho también se conoce en el posicionamiento web como el de intercambio de enlaces aunque como se ha demostrado que es problemático cada vez se castiga más.

Después de esta exposición os preguntaréis el motivo de poner a meneame como contraejemplo. Empecemos por el principio, por aquél entonces estaba subscrito a la lista de correo-e de bulma lo que hizo que el día que se puso en marcha meneme fuera uno de los primeros en enterareme. Seguramente mi usuario en meneame sea uno de los 20 o 30 primeros y aunque hace más de dos años que no entro me imagino que seguirá allí.

Al principio me pareció un sistema genial, ya existían sistemas parecidos tanto en inglés como en castellano pero este sistema aportaba algunas innovaciones interesantes como el tener que justificar los votos negativos, el chat en el sistema espia, etc. Pero casi desde el principio sucedió lo que explico en el punto 1 , su creador empezó a meter mucho ruido en el sistema y como era el que lo había puesto en marcha toda la gente le votaba en positivo, aunque a veces dijera auténticas gilipolleces o soltara alguna que otra burrada, este tipo utiliza mucho la ley del embudo y es capaz de contraponerse a una cosa que él mismo dijo y tener las dos veces razón, realmente curioso.

Este punto empezó a no gustarme nada, pero de lo que de verdad empezó a adoler meneame fué principalmente de los puntos 3 y 4. Al sumar las tres cosas al final decidí dejarlo porque no me compensaba para nada la injusticia en que se había converstido el sistema. A partir de entonces todo lo que he sabido de meneame ha sido críticas y sobretodo respecto al punto 4 por lo que ese estado tiene pinta de estar establecido de por vida y que nunca se va a poder volver al punto inicial en el que el sistema funcionaba. Veremos que pasa.

Cheli

Comentarios

  1. Inagotable

    Has definido lo que muchos llaman «La mafia».

    También se puede aplicar a los comentarios llenos de hipocresía para subir karma.

    En fin, que cualquiera usando cierto tipo de pautas enviando noticias y realizando ciertos comentarios se sube rápidamente el karma (“vamos a chuparnos las pollitas o frotarnos las campanillas”).

    Y antes de que existiera eso pasaba algo parecido en los foros, donde el número de mensajes enviados era el equivalente al karma. Entonces te encontrabas el problema de que a un tío se le hiciese más caso por esa cantidad de mensajes (que a lo mejor el tío se hinchaba a mandar chistes y después opinaba en la sección de hardware). En algunos foros optaron finalmente por ocultar el total de mensajes enviados.

  2. Autor de la
    Entrada
    Cheli

    No me había planteado el tema de los foros, y mira que lo he visto veces. En cierta manera si que es un sistema de meritocracia pero que no adolece de la mayoría de los problemas que he comentado. Aún así tienes razón, también puede tener sus problemas.

  3. deabru

    Buen artículo Cheli 🙂

    Creo que queda claro que la meritocracia puede ser corrompida en cierto tipo de proyectos con la inercia de quien eras y que es lo que haces ahora. El ejemplo del crío que jugaba bien al fútbol es bastante realista, aunque cuando pasa el tiempo la gente se suele dar cuenta de quien es cada uno en realidad, y su karma (en la vida real :P) suele decaer.

    En otros, como en el kernel o en cualquier desarrollo libre creo que funciona, porque es difícil engañar con lo que aportas, está ahí y todo el mundo lo ve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.