La pija de Calpe

Estaba yo tan tranquilo porque este año no había ido de moros. Mi hermana me había llamado para ir a cenar y después ibamos a visitar a una amiga suya a una cábila. Total que de camino me encuentro con unos conocidos y les comento que si eso… luego les vería.

Resulta que al final nos vemos y en su cábila había un marroquí y empieza a hablar con uno de mis conocidos y al parecer tenía muy buenas sensaciones con él. En eso que llega una de la cábila, concretametenet la mujer de Jaime Vives hijo y me suelta «Oye dile a tu amigo que se vaya» y yo le digo ¿perdona? ¿mi amigo?, no tengo ningún problema en que sea mi amigo pero es que no lo era.

Total que los pijos gilipollas ellos solon se retratan. Para que luego la gente les tenga en cuenta. NO VALEN LA PENA.

Cheli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.