Archivo de la etiqueta: Software Libre

Freeguras, figuras de arcilla de mascotas del mundo del Software Libre

Estaba leyendo apuntes antiguos de Genbeta Dev y me ha aparecido una referencia a Freeguras y la verdad es que me ha gustado mucho. Pero ¿qué es Freeguras?, pues como ellos mismos dicen una freegura es una reproducción artesanal de algún personaje o mascota del mundo del Software Libre moldeada manualmente. Algunas de las figuras que tienen son el Ñu de Gnu, diversos modelos de Tux, el elefante de PHP, etc.Ñu con flauta

Tux Red Hat

Elefante PHP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una de las cosas más interesantes es que el 10% de los beneficios van al proyecto de software libre que tú elijas, si no indicas ningún entonces los donarán a la Free Software Foundation. Yo ya voy a ver si me hago con algunas figuritas.

 

Cheli

Openbravo ERP vs OpenERP, Licencia

Este es el primero de una serie de artículos en los que voy a explicar el estado actual desde mi conocimiento de las diferencias entre Openbravo ERP y OpenERP. Si queréis ver todos los artículos podéis utilizar la etiqueta Openbravo vs Openerp 2014.

 

En cuanto a licencia nada nuevo bajo el sol, Openbravo sigue tienendo una licencia libre MPL (Mozilla Public License 1.1) para el core y una licencia privativa para la gran mayoría de módulos adicionales, entre ellos algunos de los que la propia Openbravo distribuye en su versión profesional. Como ya dije en su día Openbravo es una empresa de software privativo que dice que hace un ERP libre y eso no ha cambiado. Lo que pretende Openbravo es que la comunidad aporte código y que ellos y sus partners se aprovechen de este código mientras lo único que aportan por su parte como software libre es un core capado que generalmente no es suficiente para una implantación.

 

OpenERP por su parte tiene una licencia AGPL v3 y sólo relicencian con una licencia privativa en ciertas circunstancias muy particulares. Esto quiere decir que tanto el core de producto como todos los módulos que podamos encontrar, generalmente a través de launchpad, son libres. Al utilizar esta licencia OpenERP asegura que cualquier derivado de su producto siga siendo libre y además público.

 

Cheli

Las peras y manzanas de Lucía Escapa

Hace un rato un amigo me ha pasado dos enlaces (1, 2). En el primero se muestra el listado de miembros de la comisión Sinde, entre los que está Lucía Escapa. En el segundo me enviaba a una bitácora en la que esta mujer decía tantas tonterías respecto al software libre comparándolo con pasteles y que en consecuencia estos tendrían que ser gratis, que no sabía por donde cogerla.

 

Ha habido mucha gente que le ha escrito y algunas contestaciones han sido muy buenas. Yo he hecho la mía centrándome en lo que dicen las licencias y porqué su afán de manipular haciendo creer que el software libre obliga a regalar tu trabajo es completamente falso.

 

No se si aprobará mi comentario así que lo pongo aquí.

 

Hola Lucia, hay tantos despropósitos en tu apunte que no se por donde empezar, así que lo haré por tu último comentario.

Yo soy desarrollador, y como tal cuando creo un nuevo software por definición voy a tener el derecho de autor sobre el mismo, que es un derecho que nadie me va a poder quitar nunca, soy el autor y no puedo dejar de serlo aunque me muera. Hasta aquí supongo que estaremos todos de acuerdo, pues bueno, como autor yo puedo ponerle a mi software la licencia que quiera, sea privativa o sea libre, como si quiero inventarme yo mi propia licencia. Por tanto no se a que viene la insistencia en que los desarrolladores tienen una obligación moral o que a los desarrolladores se les obliga a utilizar o no una licencia libre porque eso de entrada es totalmente falso. El derecho que reclamas de los desarrolladores a utilizar la licencia que quieran en su software ya existe y ha existido siempre. Así que tu queja no tiene ningún sentido y es más, no se a que te refieres con obligaciones legales pero la única obligación legal es cumplir la licencia que ponga el autor.

Supongo que de donde viene tu confusión es de los derivados, software que se basa o utiliza otro software. Si estamos de acuerdo en que un autor le puede poner a su software las condiciones de uso, modificación, etc a través de la licencia que decida utilizar, entonces estarás igualmente de acuerdo en que esa licencia se debe cumplir. Yo como desarrollador muchas veces he querido utilizar partes de un software con licencia privativa pero su licencia no me lo permite, empezando por no tener ni siquiera acceso al código. Si esto te parece bien, entonces no entiendo porqué no te parece bien que se cumplan las condiciones (libertades) en el caso del software libre, por ejemplo en el caso de la GPL se indica que el software derivado debe seguir siendo GPL (por cierto no todas las licencias de software libre son víricas, de hecho sólo lo son unas pocas), al fin y al cabo fue el autor el que tuvo el derecho a poner las condiciones que quiso.

Por lo tanto ¿estás de acuerdo o no en el primer punto? que como autor puedo poner las condiciones de mi software a través de la licencia que yo quiera, deberías aclarar primero este punto para poder continuar la discusión porque te contradices tu misma.

En cuanto a regalar o no el software y las comparativas poco afortunadas que haces. Ninguna licencia de software libre, y recalco lo de ninguna, te obliga a regalar tu software como intentas hacer creer en este apunte. Ni siquiera la GPL como se ha comentado, esta tampoco te obliga a regalar nada, la peculiaridad de la GPL es ser vírica, nada más. El software libre habla de libertades, no de dinero. A lo único que te obliga es que a todo aquel al que le entregues los ejecutables de tu aplicación debe poder disfrutar de las libertades que se especifican en la licencia y como consecuencia para que estas se puedan ejercer deben tener acceso al código fuente, pero sólo estás obligado sobre aquellos que han recibido los ejecutables, no con todo el mundo como tu falsamente intentas hacer creer.

Esto aunque tu digas que no, sucede en la mayoría de industrias, si tu contratas a un arquitecto para hacer tu casa este te da sus planos, si tu compras una tarta esta viene con sus ingredientes (si es industrial viene en la etiqueta), si tu contratas a un abogado este te da todos los documentos con los que vais a trabajar, etc. Hay algunas que no cumplen con esto como por ejemplo los procesos de fabricación que entre otras cosas están sujetos a patentes, cosa que el software por lo menos en Europa no lo está.

Yo soy desarrollador y todos mis programas, derivados o no son siempre libres, y nadie me ha obligado nunca a regalar nada ni a hacerlo público. Cuando me ha interesado o he querido lo he publicado en mi bitácora y cuando no, no lo he hecho.

Ya te han explicado porqué comparar bienes físicos con software basándose en economías de escala siempre es desacertado así que no hace falta repetirlo.

Lo que te pediría es que antes de soltar tantas incongruencias te informaras bien, porque la sensación que da es que has intentando desinformar y manipular los datos a tu antojo y viniendo de donde vienes no me extraña nada.

Así sois los del gobierno, manipuláis la información y la amoldáis a vuestros intereses y la de vuestros amigos en lugar de trabajar en favor de los ciudadanos.

Un saludo.

 

Cheli

¿Cuándo preguntar a la comunidad?

Hace poco me llegó un comentario de un miembro del equipo funcional de un proyecto en el que estoy participando, me dijo que un cliente estaba molesto porque había visto preguntas mias en el foro de la aplicación que le habíamos puesto. Me dijo que el problema es que el cliente no entiende como funciona una comunidad de software libre y que por tanto hacer preguntas en un foro puede dar mala imágen.

 

Si soy sincero el comentario me molestó un poco porque da a entender que no soy profesional en mi trabajo y que si lo fuera no necesitaría preguntar en los foros. La realidad es que la gran mayoría de las preguntas que se hacen en los foros de las aplicaciones empresariales basadas en software libre que montamos son de empresas implantadoras. Y es lo normal, nadie puede saberlo todo, además que las aplicaciones de gestión empresarial tipo ERP son un mundo y nunca puedes saber todos los entresijos de todos los módulos que existen y todas las funcionalidades que pueden llegar a ofrecer.

 

En mi caso sigo las recomendaciones que aprendí desde que empecé a participar en comunidades de software libre. Primero investigo el problema, por un lado me gusta analizar el problema, ver donde falla la aplicación y buscar una posible solución. Segundo porque si hay documentación hay que leerla, que para eso está, y si no la hay qué mejor documentación que el propio código. Si me quedo atascado o si el problema viene por una parte del software que no me atañe entonces es cuando pregunto. A veces también pregunto por temas funcionales ya que en principio no es mi parte, yo soy informático, no administrativo, ni contable, ni agente de banca, etc, y a veces no tengo los conocimientos suficientes para algunos casos de uso.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que la comunidad no tiene ninguna obligación de contestarte. Si alguien lo hace has de estar agradecido porque lo habrá hecho porque le apetece, porque le gusta ayudar o por cualquier otro motivo pero en ningún caso porque esté obligado a hacerlo. Así que si alguien te ayuda da las gracias.

Por último decir que igual que tú puedes ir buscando ayuda, otros seguramente van a necesitar la tuya. Si tienes los conocimientos para poder resolver un problema a alguien la mejor forma de devolver el favor es ayudándole. En eso consiste una comunidad, en ayudarse los unos a los otros y así ganar todos.

 

Cheli

Por qué deberíamos utilizar Software Libre

Y nada mejor que leer un artículo de un defensor del software privativo para entenderlo.

 

De forma reiterativa, en los ambientes de informática se escuchan discusiones entre los talibanes del Software Libre y el resto de la industria de desarrollo.

Oímos los alegatos de Stallman y sus seguidores más radicales, en donde enarbolan espadas dialécticas para fulminar a los pecadores que no sigan sus enseñanzas, y en especial contra los demonios del Software Propietario. Lo cual no significa que no haya también fanboy’s de marcas como Apple, Microsoft u Oracle. Y que utilicen argumentaciones tristemente similares.

Es más, muchas veces este debate se convierte en algo vacuo y sin posibilidades de llegar a ningún buen puerto, ya que no está basado en el respeto al diferente, si no en el menosprecio del enemigo.

Pero hoy quiero compartir mi opinión desde el punto de vista de un desarrollador de aplicaciones de software.

 

¿Qué es Free Software?


Básicamente es la pataleta de Stallman, por allí por los años 80, cuando se encontró que no le permitían modificar el código de una impresora para hacerla funcionar bien.

Obviamente cualquier desarrollador sabe que tenía varias soluciones: modificar el driver del SO o hacer una capa intermedia con la impresora que corrigiera los errores. O cualquier usuario final hubiera llamado al servicio técnico de la impresora, o la hubiera sustituido por una que funcionará.

Pero Stallman, llego a la conclusión que allí lo que ocurría era una falta de libertad. Viniendo de una extraordinaria experiencia en los inicios de la Sociedad de la Información, en donde el código fluía libremente, y demostrando que el ego de un programador es algo inconmensurable, consideró que el software era un derecho al nivel de la libertad de expresión.

Y así se forjó la definición de Free Software como aquel que cumple las siguientes cuatro libertades:

 

  1. La libertad de usar el programa, con cualquier propósito.
  2. La libertad de estudiar cómo funciona el programa y modificarlo,  adaptándolo a tus necesidades.
  3. La libertad de distribuir copias del programa.
  4. La libertad de mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás.

 

Pero ¿cómo me gano la vida siendo programador de Software Libre? Pues no hay problema, porque puedes cobrar por las aplicaciones. Software Libre, no significa software gratis. Ni mucho menos.

Como muy bien se describe en Wikipedia:

El negocio detrás del software libre se caracteriza por la oferta de servicios adicionales al software como: la personalización y/o instalación del mismo, soporte técnico, donaciones, patrocinios o como un elemento de responsabilidad social corporativa.

 

Incongruencias del modelo

 

Aquí veo varios problemas que me hacen rechazar esta manera de entender el software.

El uso de la palabra libertad en este contexto me parece una banalización profunda de un concepto por el que generaciones han muerto y sacrificado. Es muy cuestionable utilizar algo tan serio como el significado de esta palabra, para argumentar un derecho que nunca ha existido.

Yo tengo el derecho de regalar lo que me dé la gana siempre que sea mío. Pero si el de al lado decide que lo suyo, aunque sea similar que lo mío, vale dinero y restringe el acceso a una compra ¿quién soy yo para arrogarme la potestad de juzgarlo y tacharlo de inmoral por ello?

Y ojo, no estamos hablando de necesidades fundamentales como el agua o el alimento, o un nivel por encima como la educación o la vivienda, o un nivel aún más por encima como el trabajo o la búsqueda de la felicidad. Estamos hablando de utilizar Word o LibreOffice. De IE o FireFox. De Linux u Apple.

Hablar de libertad es, en mi opinión, simplemente obsceno. Un término que solamente unos muy ricos habitantes del primer mundo podrían utilizar de esa forma. Pero, esta es una discusión semántica, de ideas y sensibilidades que no tiene sentido continuar en este artículo.

 

El programador es superfluo

 

Hay un dicho que dice “No hay nada más tonto incronguente que un obrero de derechas”. Esto lo podríamos cambiar y decir que no hay nada más incoherente que un programador que abrace Free Software.

El negocio detrás del software libre se caracteriza por la oferta de servicios adicionales al software.

Espera un momento. El trabajo de construcción, el trabajo intelectual, el difícil. En donde es crítico el equipo, el talento, el aprendizaje continuo, la búsqueda de la excelencia. El reto intelectual diario de construir soluciones mejores y por encima de la realidad… ese trabajo no es el que genera beneficio, sino todo lo demás.

¿Cómo siendo programador, puedo estar de acuerdo en que mi trabajo, el núcleo de todo este tinglado (incluso en el hardware), lo que nadie más que yo puedo hacer, será justamente lo que se trate como lo desechable?

Que yo DEBO cuidar de la libertad de todos los demás, menos la mía. La de poder hacer con mi código lo que me dé la gana y de obtener beneficio de el como mejor me convenga.

O, una trampa aún más retorcida, dejarme la piel para ser el mejor del equipo que hemos desarrollado una aplicación, con la esperanza en que una empresa me contrate, o aparezca un mecenas que me pague un sueldo. Pero, ¿y si soy del montón? ¿Y los que no somos brillantes y que somos los que más? ¿Y si la meritocracia desemboca en politiqueo, y no llega el mejor si no el que mejor se vende?

 

Otro camino, Open Source

 

Racionalizando las argumentaciones filosóficas de Stallman y el movimiento Free Software, yo tengo preferencia por el movimiento Open Source.

Es un movimiento mucho más pragmático que se basa en el concepto de que el acceso al código enriquece el conocimiento de la comunidad, pero con un par de matices que lo convierten en algo muy interesante sin eliminar el trabajo del desarrollador de la ecuación.

Para que una aplicación se considere de Código Abierto, debe poder ser modificada y redistribuida de forma gratuita y sin coste. Los desarrollos derivados del código deben mantener la licencia original.

Pero, aquí llegan los matices. Se debe mantener la integridad del código del autor. O sea puedo modificar el código por medio de actualizaciones o extensiones, para que no se pierda el material original.

Y, además la licencia de Open Source no puede limitar la licencia de otro software. Es decir, que mi aplicación de código Abierto no debe obligar a que el resto de aplicaciones lo sean.

A mi entender esto es un: vive, y deja vivir. Yo, como autor y pica código quiero compartir mi experiencia y conocimiento con la comunidad. Una comunidad que siempre ha sido extraordinariamente generosa con compartir el conocimiento. Pero reconozco que no soy quien para decirle a otro Autor cómo debe tratar su código.

¿No tiene mucho más sentido? De hecho, el paradigma del software libre, Linux, es actualmente mucho más Open Source que Free Software. Y es un modelo de tan sentido común, que las grandes corporaciones de desarrollo de software como Microsoft, o IBM o Sun (cuando era Sun), han abrazado y apoyado con firmeza, en la última década al menos.

 

Software Propietario

 

Desde el punto de vista empresarial, desde los inicios del software, la manera más eficiente para obtener rendimientos económicos de las aplicaciones que desarrollo es por medio del licenciamiento. Es decir, cobrarle al usuario por que adquirir mi software. Impidiendo que pueda acceder al código fuente, modificarlo, distribuirlo, copiarlo, y un largo etc.

Este es un paradigma empresarial que funciona muy bien. De hecho gracias a este paradigma nuestra sociedad y civilización está en plena revolución de la Información. Ya que el volumen de beneficios ha permitido a las grandes compañías invertir ingentes cantidades de dinero, de personas y de recursos en I+D+I.

Dentro del Software Propietario también hay que englobar al freeware, que son programas totalmente gratuitos y libres en su copia y distribución, al shareware que utiliza la técnica de pruebe y si le gusta cómprelo y a muchas otras formas de promoción y distribución que, demasiada gente piensa que nacieron con el Software Libre cuando no es así.

 Además, al conformarse como una actividad laboral, el abanico de programador que puede integrarse en una empresa dedicada al Software Propietario es muy amplio. No debes ser un crack, ni un talento del desarrollo, ni tener qué enseñar o tan siquiera, que el picar código sea tu forma de vida. Permite a personas normales que no sueñar en binario a vivir de su trabajo. Incluso aunque no sea lo que más le guste en la vida.

Y los grandes talentos, bueno fuera de nuestro país, pueden vivir más que dignamente. No solamente del reconocimiento de la comunidad, si no del sueldo que cualquier empresa inteligente le ofrece a un valor, y que obtiene de los beneficios del Software Propietario que construye.

 

Conclusiones

 

No estoy de acuerdo con la filosofía de Free Software porque sus argumentos, a mi parecer, nos convierten a los desarrolladores en la parte despreciable de la ecuación. Dándole todo el valor a los servicios añadidos, como si el software se hiciera solo. Además de arrogarse la prepotente capacidad de enjuiciar la moral de los demás y de entrar en una confrontación bipolar “o conmigo o contra mi”.

Estoy plenamente de acuerdo y practico la filosofía “Open Source”, al igual que muchas compañías desarrolladores de Software Propietario, y la inmensa mayoría de las consultoras de España. El realizar ofertas de manera continuada me lleva a poder afirmar que son raros los casos en que un desarrollo no implique la entrega del código fuente y la total libertad de su uso por parte del cliente.

También creo que el Software con Propietario ha demostrado que permite llegar más allá de lo que permite otros modelos de negocio. Siendo este tipo de aplicaciones el origen de nuestra actual Sociedad de la Información, salvo muchas y honrosas excepciones.

Pero sobre todo creo que se debe eliminar de los debates el menosprecio al contrario y partir de la base que cualquier software, sea cual sea su licencia, es una actividad extraordinariamente compleja que tiene un valor intrínseco que hay que respetar y elogiar.

 

Juan Quijano

 

La primera respuesta es realmente brillante.

 

Hace tiempo que no leía un artículo tan hipócrita y bajo moralmente, pero con señores como este en Genbeta ya entiendo muchas cosas, menuda diferencia entre Nación Red y algún otro blog de weblogs, para llorar.

Este señor ( le llamaré así por no ponerme a su nivel ) empieza con esta frase, que ya de por sí sería suficiente para dejar de leer eso que ha escrito:

“De forma reiterativa, en los ambientes de informática se escuchan discusiones entre los talibanes del Software Libre y el resto de la industria de desarrollo.”

¿ Perdón ? ¿ Por defender el software libre soy un talibán ? Y lo más chocante es lo que dice un poco más abajo:

“Es más, muchas veces este debate se convierte en algo vacuo y sin posibilidades de llegar a ningún buen puerto, ya que no está basado en el respeto al diferente, si no en el menosprecio del enemigo.”

Te doy toda la razón, porque empezar el escrito llamando talibanes a los que defienden el Software Libre es un claro ejemplo.

Otra perla:

“¿Qué es Free Software?
Básicamente es la pataleta de Stallman, por allí por los años 80, cuando se encontró que no le permitían modificar el código de una impresora para hacerla funcionar bien.”

Que prosa, que argumentos tan sólidos, me has convencido. Se resuelve todo en que es una pataleta, muy bien.

“Aquí veo varios problemas que me hacen rechazar esta manera de entender el software.

El uso de la palabra libertad en este contexto me parece una banalización profunda de un concepto por el que generaciones han muerto y sacrificado.”…

“Y ojo, no estamos hablando de necesidades fundamentales como el agua o el alimento, o un nivel por encima como la educación o la vivienda, o un nivel aún más por encima como el trabajo o la búsqueda de la felicidad. Estamos hablando de utilizar Word o LibreOffice. De IE o FireFox. De Linux u Apple.”

“Hablar de libertad es, en mi opinión, simplemente obsceno. Un término que solamente unos muy ricos habitantes del primer mundo podrían utilizar de esa forma. Pero, esta es una discusión semántica, de ideas y sensibilidades que no tiene sentido continuar en este artículo.”

Mira, te contaré un secreto. Vivimos en pleno siglo XXI, la informática e Internet en particular están cambiando el mundo. Ya que hablas de muertes, hablemos de muertes. ¿ Te suena lo de la primavera árabe ? Gracias a Internet y las nuevas tecnologías han sido posibles. Para conectar a Internet puedes usar un PC, un tablet, etc… Y estos utilizan software.

En nuestro país tenemos un fenómeno más cercano: el 15M. También posible gracias a Internet. Y te contaré más. Si Internet en vez de estar basada en protocolos abiertos y públicos fuese propiedad de tu amada Microsoft ( que ya intentó montar su red paralela y fue un fracaso por suerte ), Apple ( ¿ te imaginas que sólo te dejasen conectar con un iCacharro o que las páginas webs tuviesen que pasar por su filtro ? ) o cualquier otra corporación hoy en día no tendría tanto impacto o quizá ni existiría. Stallman y el movimiento del software libre también tratan todos estos aspectos éticos que afectan directamente a nuestro mundo y nuestros derechos en el mundo real, si para ti el tema se reduce entre usar Libreoffice o Office no has entendido nada ni aún comprendes en qué mundo vives. Para que te hagas una idea te recomiendo que te leas el magnífico blog de Nación Red, que es de esta casa además: http://www.nacionred.com/

Y verás que cosas como la SOPA, ACTA, la ley Sinde y otras tantas afectan directamente a nustros derechos y nuestra libertad.

“Otro camino, Open Source”

“Para que una aplicación se considere de Código Abierto, debe poder ser modificada y redistribuida de forma gratuita y sin coste. Los desarrollos derivados del código deben mantener la licencia original.

Pero, aquí llegan los matices. Se debe mantener la integridad del código del autor. O sea puedo modificar el código por medio de actualizaciones o extensiones, para que no se pierda el material original.

Y, además la licencia de Open Source no puede limitar la licencia de otro software. Es decir, que mi aplicación de código Abierto no debe obligar a que el resto de aplicaciones lo sean.

A mi entender esto es un: vive, y deja vivir. Yo, como autor y pica código quiero compartir mi experiencia y conocimiento con la comunidad. Una comunidad que siempre ha sido extraordinariamente generosa con compartir el conocimiento. Pero reconozco que no soy quien para decirle a otro Autor cómo debe tratar su código.

¿No tiene mucho más sentido? De hecho, el paradigma del software libre, Linux, es actualmente mucho más Open Source que Free Software. Y es un modelo de tan sentido común, que las grandes corporaciones de desarrollo de software como Microsoft, o IBM o Sun (cuando era Sun), han abrazado y apoyado con firmeza, en la última década al menos.”

Es que encima, con todos los respetos, no sabes de lo que hablas, infórmate por favor. Las diferencias entre el movimiento del software libre y del open source son éticas, en la práctica es lo mismo. Estás mezclando el tema de las licencias con copyleft con las que no tienen copyleft. Se deduce que defiendes licencias como la Apache o la BSD por encima de la GPL, porque estas al no ser copyleft permiten que terceros puedan coger código y hacer con él prácticamente lo que quieran, incluso cerrarlo y hacer una aplicación comercial. Eso es contradictorio con lo que dices de que el código original se debe mantener intacto, porque este tipo de licencias precisamente son las más permisivas. Y luego lo acabas rematando diciendo que Linux es más open source que free software, intuyo que también lo dices por la licencia. Pues siendo decirte que Linux usa la licencia GNU GPL v2. Has leído bien, usa una licencia con copyleft creada por la Free Software Foundation del “talibán” Stallman. En serio, antes de escribir tantas burradas infórmate. Y digo burradas porque se nota que no sabes del tema, no porque opines distinto.

“También creo que el Software con Propietario ha demostrado que permite llegar más allá de lo que permite otros modelos de negocio. Siendo este tipo de aplicaciones el origen de nuestra actual Sociedad de la Información, salvo muchas y honrosas excepciones.”

Más del 70% de servidores de Internet usan Linux. Compañías como Facebook y Google usan Linux y otras tecnologías libres para su infraestructura, navegadores como Chrome ( este basado en el código de Chromium, libre ) y Firefox han cambiado el desolador panorama web que nos dejó Internet Explorer. XMPP, el protocolo abierto de mensajería es lo que mueve Gtalk y Facebook chat. Internet mismo, que es la base de todo, es de naturaleza libre y abierta.

“O, una trampa aún más retorcida, dejarme la piel para ser el mejor del equipo que hemos desarrollado una aplicación, con la esperanza en que una empresa me contrate, o aparezca un mecenas que me pague un sueldo. Pero, ¿y si soy del montón? ¿Y los que no somos brillantes y que somos los que más? ¿Y si la meritocracia desemboca en politiqueo, y no llega el mejor si no el que mejor se vende?”

No seré cruel y no comentaré esto ni te compararé con el autor del artículo de meneame y lo que ha conseguido él y lo que has hecho y aportado tú, pero por favor, para la próxima vez aparte de informarte para saber al menos de lo que hablas, me bastaría con eso y con que no descalificases gratuitamente llamando talibanes a los que no piensan como tú.
ascari

 

Visto en Genbeta.

 

Cheli