El WebPos privativo de Openbravo

Openbravo tiene una solución de Punto de Venta o POS por sus siglas en ingles, este tipo de software en España se suele conocer como un TPV (Terminal Punto de Venta).

La versión antigua del TPV de Openbravo estaba desarrollada en Java para escritorio y tenía licencia GPL, ahora la nueva versión que utiliza tecnología web tiene la licencia privativa de Openbravo. Hasta ahora no le había hecho mucho caso porque no había tenido la necesidad, pero hace unas semanas me ofrecieron participar en otro proyecto aquí en Ecuador y necesitan el TPV. Lo primero que hice fué releerme la licencia para ver si cabía la posibilidad de poder almenos desarrollar módulos propios bajo una licencia libre de nuestra elección, de hecho es lo que podemos hacer sobre el core de Openbravo ERP gracias a que este está bajo la MPL (Mozilla Public License 1.1). Cuál ha sido mi sorpresa al comprobar que esta licencia especifica que se puede usar, reproducir y modificar el trabajo original, y hacer derivados pero siempre limitado al propósito de tu propio negocio. Por si acaso en otro punto especifican que no se puede redistribuir, sólo en caso de que sea para el propósito del negocio y ponen algunos ejemplos como demos, presentaciones, etc y simpre que tengas bien controlado a quíen se lo cedes.

Una de las premisas que pongo siempre para participar en cualquier proyecto es justamente que todo mi código debe publicarse bajo una licencia libre y con la licencia que tiene el TPV privativo de Openbravo me quedo fuera del proyecto, bueno podré participar en la parte de la trastienda (backoffice) que funciona con Openbravo ERP pero no en la de TPV. En cualquier caso hubiera sido como cuando no existía una implementación de Java libre y usable, tu podías desarrollar tu software en Java y ponerle una licencia libre pero al final tenías que ejecutarlo en la máquina virtual privativa.

 

Es una pena, era un proyecto muy interesante, de hecho aquí en la oficina no paran de preguntarme todos los días si he cambiado de opinión y voy a participar pero ya les he dejado claro que no lo haré mientras Openbravo no cambie su licencia y mi código pueda ser libre. Cómo véis a esto me refería cuando hablaba del caramelo envenenado de Openbravo, mejor prueba que esta no váis a encontrar.

 

Un saludo.

Comentarios

  1. Tintilla

    Yo también me he llevado un chasco cuando llegue por recomendación a OpenBravo y resulto que ya no era GPL >:C
    Como te veo muy informado sobre el tema, me voy a permitir la confianza de solicitarte una sugerencia de sucesión ¿Banta…LibrePos…?

    NOTA GPL: la sugerencia es GPL es decir yo me puedo tomar la libertad de preguntar… tu la de responder… ;-D

  2. Autor de la
    Entrada
    Cheli

    Hola Tintilla, en realidad Openbravo nunca ha sido GPL, siempre ha tenido hasta donde yo conozco una Licencia MPL (Mozilla Public License) que a diferencia de la GPL no es vírica. Lo hicieron así para que tanto ellos como sus socios pudieran hacer derivados privativos de Openbravo, lo que ha provocado como ya hemos hablado en otras ocasiones que Openbravo esté infestado de código privativo por todos lados, sin ir más lejos los propios módulos que publica la empresa Openbravo como el que comento en este apunte.

  3. Jorge

    Lo peor del caso, en mi opinión, es que hay alguna de estas compañías ( no las nombro para no meterme en líos……pero ya sabéis) que han podido beneficiarse presuntamente de subvenciones millonarias para desarrollar software libre y, al final,
    Lo que han desarrollado es una versión de …….erda, que no sirve para nada mas que para justificar la subvención. Los productos verdaderos y funcionales los licencian sin el código fuente. Fraude de ley clarísimo por parte de estas empresas, siempre en mi opinión.
    Saludos

  4. Autor de la
    Entrada
    Cheli

    Hola Jorge, a mi me pasó algo curioso con la última empresa con la que colaboré, Planeta Huerto. Resulta que una vez llegado a un acuerdo me dijeron si podía facturar a un CIF diferente, yo les dije que sin problema ya que muchas empresas en realidad se constituyen en varias para pagar menos impuestos, lo cual en principio es legal (y luego acusan a Juan Carlos Monedero), aunque no sea muy ético. El caso es que ellos tenían una ayuda del estado (Red.es) para mejorar su sistema de Comercio-e, pero nada era lo que parecía. Yo supuestamente facturaba a Planeta Huerto, pero a la hora de la verdad terminé facturando a una empresa que ni conocía, Barrabés. Además la ayuda era por 21.000€, terminé ejecutándola yo pero Barrabés cobro la mitad de la misma por tan solo hacer el papeleo. En resumen, terminé siendo cómplice de una ayuda perversa, que debería ser ilegal pero no lo era, y para cuando yo me enteré del Pastel e intenté ponerlo en conocimiento de Red.es lo que hicieron fue básicamente ponerme pegas para que finalmente desistiera.

    A todo esto, la jugada terminó siendo así porque esas ayudas te circunscriben a un conjunto de empresas con las que tienes que trabajar, no puedes salirte de esa lista, y que supuestamente Red.es ha supervisado. Cuando Planeta Huerto seleccionó Barrabés estos finalmente les dijeron que no podían hacer lo que necesitaban y para no perder la ayuda entre ellos decidieron que era mejor que Planeta Huerto buscara a una persona y que entre los dos se repartían la ayuda, Barrabés se quedaba su parte por no hacer nada, pero al ser uno de la lista ya tenía ese privilegio, y Planeta Huerto se quedaba la otra mitad para contratar a quien quisiera.

    ¿Qué te parece?, típica picaresca. Pues así se hace todo en España.

  5. Siac

    al ultimo comentario…

    creo que de este lado del charco es igual o peor!!! aquí cobran las ayudas y ni hacen nada!!!
    saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.